¡Verano, Verduras y Verdades!

El verano ya está aquí y es algo que hemos notado todos. Días y noches más largas, aumento de la temperatura, ponerse de nuevo esos pantalones cortos que estaban al fondo del armario y por supuesto, la época en la que apetecen platos diferentes.

Gracias a los avances en la agricultura y el cultivo podemos disfrutar de prácticamente todas las frutas y verduras que queramos durante todo el año. Sin embargo, no hay nada como disfrutar de los productos que están de temporada.

¿Conoces cuáles son las verduras que mejor crecen durante esta calurosa época?

A continuación te enseñamos algunas de nuestras favoritas y maneras rápidas, fáciles y deliciosas de prepararlas.

Calabacín

Propio del mes de junio, el calabacín es un excelente antioxidante, con vitaminas C y B (esenciales para el sistema inmunitario, sistema nervioso, huesos y dientes) y acido fólico. Aporta mucha fibra que ayuda al equilibrio intestinal y tan solo 15kcal cada 100 gr. ¡Perfecto para dietas bajas en calorías!

Con tan solo unos pequeños pasos se convierte en un tentempié estupendo para picar durante esos ratos de playa o piscina.

  1. Precalentamos el horno a 225 Cº
  2. Corta el calabacín en rodajas no demasiado finas (1 cm de grosor)
  3. Extendemos las rodajas encima de papel de horneado o bandeja apta.
  4. Sazonamos con las especias que más nos gusten (nosotros usamos orégano, sal, pimienta negra y paprika)
  5. Añadimos unas botas de aceite
  6. Horneamos durante 40 minutos hasta que se doren.
  7. Si esperas 2 horas, su textura quedará crujiente!

Puedes realizar esta misma receta añadiendo un rebozado. Pasa las rodajas de calabacín por harina, después por un huevo batido y cuando tengas las rodajas extendidas en la bandeja, espolvorea pan rallado por encima e introdúcelo a 200 Cº  hasta que estén dorados por ambos lados.

Cebolla

Típica también del mes de junio, la cebolla, aunque nos haga llorar, seguro que te arranca una sonrisa cuando te diga que contiene minerales y oligoelementos tales como el calcio, magnesio, cloro, cobalto, cobre, hierro, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, cinc, azufre y bromo; y también en vitaminas (A, B, C y E). Además, es perfecta para ayudar a la circulación y existen numerosos remedios basados en ella para infecciones del sistema circulatorio. Es decir, una maravilla nutricional.

Aunque la cebolla caramelizada es un recurso muy utilizado a la hora de adornar y acompañar platos, ¿qué te parece esta receta no tan conocida?

Crema cebolla gratinada.

  1. Corta 2 cebollas en juliana y póchalas con un poco de aceite en una olla.
  2. Añade 1 litro de caldo de verduras y especias al gusto. Añade también un chorrito de vino blanco de Jerez o Brandy.
  3. Deja que hierva a fuego bajo durante 15 minutos.
  4. Pasa el resultado a un recipiente apto para horno y espolvorea queso por encima (puedes incluir otras verduras con la crema y el queso, como brócoli o pimientos)
  5. Mételo en el horno a gratinar hasta que esté el queso dorado. 

Pimiento

Bien es sabido que un zumo de naranja aporta mucha vitamina C (fundamental para el crecimiento, desarrollo del cuerpo y reparación de tejidos). Sin embargo, el pimiento no se queda corto, aproximadamente tiene dos veces la cantidad diaria recomendada de vitamina C por cada 100 gr. de producto. Además, existen multitud de variantes para cada tipo de paladar, desde los no picantes como pimiento verde, el de piquillo y el morrón así como aquellos que poseen capsaicina (el compuesto químico que hace que piquen) y, según la cantidad de esta, permite ordenarlos en la escala Scoville (de menos a más picante), desde el chile poblano hasta el “aliento del dragón”.

Una receta tradicional, fácil y rápida que nos encanta son los pimientos rellenos con atún.

Ingredientes (Para 4 personas):

4 Pimientos Rojos o Amarillos.

4 Latas de Atún, natural o en aceite.

200 gramos Arroz redondo.

400 gramos tomate triturado o salsa de tomate.

1 cebolla picada, o en polvo (opcional).

Instrucciones:

  1. Pon el horno a precalentar 180 Cº durante 10 minutos.
  2. Pocha la cebolla picada en una sartén con una cucharada de aceite de oliva.
  3. Cuando esté dorada, añade el arroz, mézclalo con la cebolla y remueve durante 1 minuto.
  4. Pasado ese tiempo añade la salsa de tomate y el atún (bien escurrido) hasta que todo el arroz esté bañado por la salsa. Remueve 1 minuto sin parar.
  5. Corta la punta de los pimientos (no la tires) por la parte superior. Echa un pellizco de sal y un poquito de pimienta negra molida. Rellena los pimientos con la mezcla de arroz, tomate y atún e incorpora la tapa de los pimientos de nuevo. Si no aguantan de pie, túmbalos sobre la bandeja del horno con cuidado de que no se salga el relleno.
  6. Cocina 50-60 minutos a 180 Cº en el modo ventilador. Vigila que la piel no se queme en exceso. Al acabar el tiempo, déjalos reposar unos 6 o 7 minutos y ya están listos para servir.

Pepino

Esta verdura, al igual que los mencionados anteriormente, tiene muchos beneficios, destacando su aporte de vitaminas del grupo B (ideales para favorecer el sistema nervioso, evitar estrés y reducir dolencias como la cefalea). Es además una verdura muy hidratante y refrescante, que casa muy bien con los batidos de verduras como el gazpacho o ensaladas (como la ensalada griega)

El pepino queda delicioso cortado en finas láminas, sazonado con sal y pimienta, un chorrito de aceite y queso parmesano. Pero te proponemos una cremita fría, rápida de preparar, que hará del calor veraniego un problema del pasado.

Crema fría de aguacate con pepino.

Necesitaras:

200 gr de pepino pelado y troceado.

200 gr de aguacate pelado y troceado.

1 diente de ajo picado

150 ml de agua fría

150 gr de hielo picado

1 Cucharada de aceite de oliva

1 Cucharada de zumo de limón

1 Cucharadita de perejil picado

1 Cucharadita de nueces o frutos secos muy picados

Instrucciones:

  1. Introduce el pepino, aguacate y el ajo en un recipiente para batidora o licuadora.
  2. Añade el zumo de limón, aceite y parte del agua.
  3. Añade el hielo picado y el resto del agua.
  4. Lícualo hasta obtener una crema fina y homogénea
  5. Sírvelo en raciones individuales y adórnalos con el perejil y los frutos secos.

Tomate.

Esta hortaliza tiene cualidades nutricionales muy similares a las del pepino. Posee vitaminas del tipo C, A, K, hierro y potasio. Es decir, ayuda también a la circulación sanguínea y un antioxidante natural para el cuerpo.

Y ¿qué puede haber más delicioso, natural, sano, refrescante y que además junte 2 de las hortalizas que más nos gustan?

Exacto, un gazpacho fresquito para 2 personas:

400 gr de tomate.

50 gr de pepino.

1 pimiento verde pequeño.

40 ml Aceite de Oliva Virgen Extra.

10 ml Vinagre.

Medio ajo (puedes usar una cucharadita de ajo en polvo).

1 Cucharadita de cebolla picada o en polvo (opcional según gustos).

30 gr Pan de hogaza duro.

Agua fría.

Hielo picado (opcional).

Instrucciones:

  1. Corta el pan a trozos, introdúcelo en la licuadora o batidora y déjalo remojar con un chorro de agua bien fría. Añade parte del aceite y la sal.
  2. Pela los pepinos, quitándoles las puntas y la piel, y córtalos a trozos. Trocea también los tomates (quitándoles el pedúnculo) y el pimiento (retira las semillas de su interior)
  3. Introduce todas las verduras y el ajo y la cebolla en el recipiente donde esté el pan y añade el resto del aceite y vinagre.
  4. Si te gusta muy frío, añade unos 100 gr de hielo picado para bajar la temperatura.
  5. Tritúralo todo a máxima potencia hasta obtener una mezcla homogénea. Dependiendo de si te gusta más o menos espeso, puedes tomarlo directamente o retirar la pulpa, pieles y semillas pasándolo por un colador o un chino.

 

¡Esperamos que estas ideas te refresquen un poco el verano a la vez que disfrutas de una buena comida casera!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados